viernes, 6 de enero de 2017

¡Vaya rollo! (#pedagotécnicacolab 34)

¡Trocitos de papel higiénico sobre la percha!

FICHA

Título: ¡Vaya rollo!
Descripción: Dejamos cortados trozos de papel sobre la percha para que el alumnado pueda cogerlos con facilidad sin desperdiciar papel ni molestar a los demás.
Nivel: E.Infantil, E.Primaria.
Ámbito: Gestión del aula, Aprovechamiento del tiempo
Áreas: Multidisciplinar
Docente: Gregorio Toribio Álvarez. CEIP Federico García Lorca. Güevéjar. Granada. España.
Blog y enlace al artículo: El blog de la clase de Gregorio.




DESARROLLO

Hablo en mi blog de aula que una cuestión que parece no tener importancia pero que genera conflictos y pérdidas de tiempo es la gestión del papel higiénico. Hemos probado todas las modalidades posibles. Explicamos a modo de humor y no tanto, algunas situaciones que suelen producirse:

- Dejar el rollo en el aseo: termina acabando tirado en el inodoro por algún alumno/a que no valora ni que el rollo cuesta dinero ni que para su fabricación hay que usar celulosa de árboles y gastar energía.

- Dejar que el alumnado coja el rollo en la clase y vaya al aseo: se le queda olvidado en el aseo (volvemos al primer caso), desperdicia el papel, se le cae por el camino y rueda por el pasillo...

- Dejar que el alumnado coja el rollo en la clase y corte un trozo: mientras lo corta distrae al resto de compañeros, se le puede caer al suelo y que ruede...

- Cortarle un trozo y dárselo para que vaya al aseo: cada vez que alguien pide el ir al aseo, tenemos que dirigirnos al lugar donde esté el rollo para cortar...

Y no sé si me habré dejado algún caso en este análisis.

Este año se me ha ocurrido esta #pedagotécnica 11: dejar trozos de papel higiénico cortados sobre la percha que hay junto a la salida de la clase para que cojan si necesitan.

La gestión de esta cuestión está siendo fantástica. Ningún problema de rollos desaparecidos, ni rollos que ruedan, nada de distracciones en clase... Solo hay que reponer al entrar a clase y con una reposición más tenemos salvado el día y nadie se distrae por el dichoso rollo. En 1 minuto del día hemos solucionado lo que antes podían ser muchos más.

P.D. Añadir que al publicar este artículo en mi blog de aula y difundirlo en las redes, hubo múltiples comentarios a favor, alguno en contra por decir que era antihigiénico pero alguno me dio una idea que quizás ponga en marcha: Colocar en clase un portarrollos en la pared, el alumnado corta el trozo en la clase, así me evitan trabajo, y fomentamos su autonomía. Como siempre apostillo... Todos aprendemos de todos y....

¡NO DIGÁIS QUE ESTO ES UN ROLLO!

Contribución 11 del participante

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada